Dejar de Fumar es algo mas que NO encender un cigarrillo.. Dejar de Fumar es una Opción de Vida.. Dejar de fumar es un acto de respeto hacia nuestro cuerpo.. Dejar de fumar es volver a tener el control de nuestros impulsos y en definitiva... de nuestra vida



GRACIAS, NO FUMO


¿FUMADORES PASIVOS?




Radialistas Apasionadas y apasionados


domingo, 28 de junio de 2009

Preguntas acerca del hábito de fumar, el tabaco y la salud (1ra. Parte)


Las personas tienen muchas preguntas sobre el tabaco que algunas veces pueden ser difíciles de contestar; incluyendo interrogantes sobre el tabaco (cigarrillos, cigarros, productos de uso oral y otros productos derivados del tabaco), la nicotina, la adición y cómo dejar de fumar. Muchas de estas preguntas se contestan en este documento. Además contestamos algunas preguntas sobre cómo el fumar y el tabaco pueden afectar la salud de una persona, incluyendo el corazón, la circulación, y los pulmones; su efecto en los bebés que no han nacido, y cómo afectan el desarrollo del cáncer y otras enfermedades.


¿Existe una manera segura de fumar cigarrillos?

No. Todos los cigarrillos pueden causar daño al cuerpo humano, y cualquier uso de tabaco es peligroso. El cigarrillo es el único producto legal cuyo uso anunciado, el fumar, se sabe es nocivo para el cuerpo y causa cáncer.

Aunque algunas personas fuman menos cigarrillos, tratando de que su hábito resulte menos dañino, la mayoría de los fumadores encuentran esto difícil de lograr. Las investigaciones han encontrado que incluso fumar unos pocos cigarrillos (1-4) al día puede tener consecuencias graves de salud, incluyendo un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca y una probabilidad mayor de morir a una edad más temprana.

Algunas personas piensan que cambiar los cigarrillos con alta concentración de alquitrán y nicotina por otros que posean un bajo contenido de ambos componentes hace más seguro el hábito. Sin embargo, esto no es cierto. Cuando las personas cambian a marcas de cigarrillos con un contenido de alquitrán y nicotina más bajo, a menudo fuman más cigarrillos o una porción mayor de cada cigarrillo, a fin de obtener la misma dosis de nicotina que recibían antes del cambio.

A los fumadores se les ha conducido a creer que los cigarrillos “light” tienen un riesgo menor a la salud y que son una buena opción para dejar de fumar. Esto no es cierto. Un cigarrillo con bajo contenido de alquitrán puede ser tan dañino como uno de alto contenido debido a que la persona a menudo inhala el humo más frecuente y profundamente o si fuma los cigarrillos hasta la colilla. Los estudios han encontrado que el riesgo de cáncer del pulmón no es menor en los fumadores de cigarrillos con bajo contenido de alquitrán o “light”.

Aunque se reporta que es una manera más económica y saludable de fumar, los cigarrillos enrollados a mano, no son más seguros que las marcas comerciales. Por el contrario, se ha encontrado que existe un riesgo aumentado de cánceres de la laringe, el esófago (tubo que conecta la boca con el estómago), la boca y la faringe (garganta) entre los fumadores de los cigarrillos enrollados a mano que han fumado mucho durante sus vidas en comparación con los fumadores de cigarrillos empaquetados.

Se han estado vendiendo unas clases más nuevas de cigarrillos como “completamente naturales” que son mercadeados como cigarrillos que no contienen químicos o aditivos y que son enrollados con filtros 100% algodón. No existe evidencia de que ellos sean más saludables o más seguros que otros cigarrillos, ni hay una buena razón para creer que lo sean. El humo de estos cigarrillos, al igual que el humo de todos los cigarrillos, contiene muchos agentes que causan cáncer (carcinógenos) y toxinas que provienen del tabaco en sí, incluyendo alquitrán y monóxido de carbono.

Los cigarrillos herbarios, aunque no contienen tabaco, también producen alquitrán y monóxido de carbono, y son dañinos a su salud. En conclusión, no existe una manera segura de fumar.


¿Son los cigarrillos mentolados más seguros que los cigarrillos sin mentol?

Los cigarrillos mentolados no son más seguros que los demás. De hecho, ellos pueden incluso ser más peligrosos. Alrededor de un cuarto de todos los cigarrillos vendidos en los Estados Unidos son mentolados. Estos cigarrillos son especialmente populares entre las personas de la raza negra. El mentol agregado produce una sensación de frescura en la garganta al inhalar el humo. También disminuye el reflejo de la tos y cubre la sensación de sequedad en la garganta que los fumadores a menudo presentan. Las personas que fuman los cigarrillos mentolados pueden inhalar más profundamente y mantienen el humo por más tiempo.

Los estudios recientes han demostrado que las personas que fuman cigarrillos mentolados tienen menos probabilidades de tratar de abandonar el hábito y de tener éxito cuando tratan de hacerlo. Al menos un investigador propuso que los fumadores de estos cigarrillos pudiesen querer cambiar a los cigarrillos no mentolados antes de tratar de abandonar el hábito para mejorar sus probabilidades de dejar de fumar.


¿Son realmente adictivos los cigarrillos?

Sí. La nicotina que contiene el humo de cigarrillo es lo que causa la adicción. La nicotina es una droga que resulta tan adictiva como la heroína y la cocaína:

Cuando se inhala en pequeñas cantidades, la nicotina produce sensaciones de placer que estimulan al fumador a fumar más. La nicotina actúa en la química del cerebro y el sistema nervioso central, afectando el estado de ánimo del fumador. Funciona como otras drogas adictivas al inundar los circuitos de la recompensa cerebral con dopamina (un mensajero químico). La nicotina también le provee un poco de adrenalina en una cantidad que no es suficiente como para darse cuenta, pero bastante como para acelerar su corazón y elevar su presión sanguínea.

La nicotina llega al cerebro en cuestión de segundos después de una bocanada, aunque sus efectos comienzan a disiparse en pocos minutos. A menudo, esto causa que el fumador encienda otro cigarrillo. Si el fumador no fuma de nuevo pronto, los síntomas de abstinencia atacan y empeoran con el pasar del tiempo.

Este típico fumador realiza alrededor de 10 bocanadas de cada cigarrillo. Una persona que fuma una cajetilla al día recibe alrededor de 200 “impactos” de nicotina cada día.

Los fumadores suelen volverse dependientes de la nicotina y experimentan síntomas físicos y emocionales (sicológicos) de abstinencia cuando dejan de fumar. Estos síntomas incluyen: irritabilidad, nerviosismo, dolor de cabeza, y trastornos del sueño. Sin embargo, el indicador verdadero de la adicción es que las personas aún fuman a pesar de que saben que el fumar es perjudicial para ellos, pues afecta sus vidas, su salud y sus familias de maneras no saludables. La mayoría de las personas que fuman quieren dejar el hábito.

Las investigaciones están también estudiando si existen otros químicos en el tabaco que ayuden a promover la adicción. En los cerebros de los animales, el humo del tabaco causa cambios químicos que no son explicados completamente por los efectos de la nicotina.



Preguntas acerca del hábito de fumar (1ra. Parte)


¿Qué hace la nicotina?

En altas dosis, la nicotina es un veneno que puede causarle la muerte a una persona al paralizar los músculos respiratorios. Los fumadores suelen inhalarla en pequeñas cantidades que el cuerpo puede descomponer y eliminar rápidamente. La primera dosis de nicotina hace que la persona se mantenga despierta y alerta, mientras que las dosis posteriores producen un efecto calmante y relajante.

La nicotina puede hacer que los nuevos fumadores, así como las personas que fuman regularmente, y que reciben una dosis excesiva de nicotina, se sientan mareados o con nauseas. Las palpitaciones del corazón en estado de reposo, en los jóvenes que fuman, aumentan de dos a tres latidos por minuto. Además, la nicotina reduce la temperatura de la piel y disminuye el flujo de sangre en las piernas y los pies. Es posible que la nicotina desempeñe una función importante en el aumento del riesgo de padecer de enfermedades del corazón y derrames cerebrales en el fumador.

Muchas personas tienen la errónea idea de que la nicotina es la sustancia en el tabaco que causa cáncer. Esta creencia puede causar que algunas personas eviten el uso de la terapia de reemplazo de nicotina al tratar de dejar de fumar. Aunque la nicotina es lo que hace (y mantiene) a las personas adictas al tabaco, otras sustancias en el tabaco son responsables de los efectos causantes de cáncer. Existe cierta evidencia preliminar basada en estudios de laboratorio que indica que la nicotina puede ayudar en el crecimiento de los tumores existentes. No obstante, todavía se desconoce si estos resultados aplican a las personas, por lo que se necesitan más investigaciones.


¿Por qué empiezan a fumar las personas?

La mayoría de la gente empieza a fumar durante la adolescencia, generalmente debido a la presión de grupo y la curiosidad. Las personas cuyos padres y amigos son fumadores tienen más probabilidades de comenzar a fumar que aquellas cuyos padres no fuman.

Los anuncios de la industria tabacalera, las ofertas especiales y otras actividades de promoción de sus productos son otra gran influencia en nuestra sociedad. La industria tabacalera gasta miles de millones de dólares cada año en la creación y mercadeo de anuncios que presentan el acto de fumar como algo emocionante, glamoroso y saludable para los adultos. A pesar del hecho de que los anuncios de marcas de productos de cigarrillo fueron prohibidos en las películas mediante el 1998 Tobacco Master Settlement Agreement, los cigarrillos aparecen en tres de cada cuatro taquillas de películas exitosas. Además, la marca real de los cigarrillos se puede identificar en una de tres películas. Los estudios demuestran que los jóvenes que ven a los actores fumando en las películas tienen una probabilidad mayor de comenzar a fumar.


¿Quiénes son los más propensos a volverse adictos?

Cualquier persona que empieza a fumar corre el riesgo de volverse adicto a la nicotina. Los estudios han comprobado que las personas que empiezan a fumar durante la adolescencia son más propensas a formar un hábito. Entre más joven sea la persona cuando comienza a fumar, mayor probabilidad existe que él o ella se vuelva adicto a la nicotina. Aproximadamente 90% de los fumadores adultos fumaron por primera vez a los 19 años o antes de esta edad.


¿Cuántas personas fuman cigarrillos?

Entre los estadounidenses adultos que fumaban cigarrillos se reportó una reducción de 42% en 1965 a 21% en 2006 (año en el que las más recientes cifras están disponibles). Aun así, más de 43 millones de adultos fumaron cigarrillos en 2007. Alrededor del 22% eran hombres fumadores mientras que el 17% eran mujeres. El nivel de educación parece estar asociado con las tasas de fumadores, pues los grupos que tienen un nivel mayor de educación presentan tasas más bajas de consumo de tabaco.


¿Es común el fumar entre los jóvenes?

Sí. El consumo de tabaco, incluyendo fumar cigarrillos, productos de uso oral e inhalar tabaco en polvo (rapé), es común entre los jóvenes en los Estados Unidos, según las encuestas más recientes del gobierno.

A pesar de la reducción en los años recientes, casi uno de tres estudiantes de escuela preparatoria (30%) del sexo masculino y más de una de cinco (21%) estudiantes del sexo femenino usó algún tipo de tabaco en 2007 durante el mes antes de la encuesta. Aproximadamente uno de cinco estudiantes (20%) fue considerado como fumador de cigarrillos. La mitad de estos estudiantes (aproximadamente 50%) reportaron que ellos han tratado de dejar de fumar durante el pasado año. El fumar puros (cigarros) también era común entre los estudiantes de escuela preparatoria (cerca del 14%).

Además, alrededor del 19% de los estudiantes de escuela secundaria usaron alguna forma de tabaco, siendo el cigarrillo la más común (6%).

El uso de tabaco es mayor entre los estudiantes del sexo masculino en todos los productos, excepto en los cigarrillos, para los cuales las cifras hoy día son casi iguales entre ambos sexos.

Otros problemas se han asociado con el fumar. Los estudios han mostrado que los estudiantes que fuman también tienen más probabilidad de usar otras drogas, involucrarse en peleas, portar armas, intentar suicidarse y participar en actividades sexuales de alto riesgo.


¿Qué es lo dañino del humo del cigarrillo?

El humo de cigarrillo es una mezcla compleja de químicos generados por la combustión (quema) del tabaco y de sus aditivos. El humo de cigarrillo contiene alquitrán, el cual está compuesto de más de 4,000 sustancias químicas, incluyendo más de 60 que se sabe causan cáncer. Algunas de estas sustancias causan enfermedades cardíacas y respiratorias que pueden resultar fatales. Usted se asombraría al saber cuáles son algunas de las sustancias químicas encontradas en el humo de cigarrillo:

Cianuro.
Benceno.
Formaldehído.
Metanol (alcohol de madera).
Acetileno (el combustible utilizado en las antorchas).
Amoníaco.

Además, el humo del cigarrillo contiene los gases venenosos: óxido de nitrógeno y monóxido de carbono. El ingrediente activo que produce el efecto que las personas buscan es la nicotina, una droga adictiva.


¿Causa cáncer el hábito de fumar?

Sí. El consumo de tabaco repreenta al menos 30% de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos. El hábito de fumar causa aproximadamente un 87% de las muertes por cáncer de pulmón. Además el fumar causa cáncer la laringe, la faringe, la boca, la laringe (garganta), el esófago, y la vejiga, y está asociado con el desarrollo de los cánceres del riñón, el páncreas, el cuello uterino, el estómago y algunos tipos de leucemia. Los cigarros, las pipas y los productos de tabaco de uso oral también causan cánceres. No existe una manera segura de usar tabaco.


Fuente: www.cancer.org