Dejar de Fumar es algo mas que NO encender un cigarrillo.. Dejar de Fumar es una Opción de Vida.. Dejar de fumar es un acto de respeto hacia nuestro cuerpo.. Dejar de fumar es volver a tener el control de nuestros impulsos y en definitiva... de nuestra vida



GRACIAS, NO FUMO


¿FUMADORES PASIVOS?




Radialistas Apasionadas y apasionados


martes, 9 de diciembre de 2008

Tabaquismo - Fumador compulsivo


Un fumador compulsivo es aquel que ha perdido totalmente el control en cuanto al consumo del tabaco. Todo fumador puede ser considerado un adicto, dentro del grado de adicción el compulsivo sería el que va encendiendo un cigarro detrás de otro.

Lo que importante en este tipo de fumador es descartar que no hay una patología de base, que no hay otra adicción, enfermedades psiquiátricas que muchas veces se comportan de esta forma tan compulsiva.

El doctor Ramón recuerda que la persona que le dijo mayor número de cigarrillos al día fue de 70, 3 paquetes y medio diarios; era un paciente que había sufrido unos 5 o 6 bypass y que se levantaba 4 o 5 veces por la noche a fumar. Finalmente dejó de fumar.

Lo primero que se debe hacer con un paciente es tranquilizarlo, en segundo lugar darle confianza, que confíe en el médico y en si mismo.

Reducir progresivamente el tabaco puede ser una estrategia; hay fumadores que prefieren dejarlo de golpe y hay otros que piden poder dejarlo poco a poco. El paciente debe darse cuenta de que dejar de fumar es posible; una persona gana autoconfianza cuando ve que en puede fumar 10 cigarrillos en vez de 2 paquetes.

En los vuelos de larga duración se ve a gente con boquillas de plástico paseándose por los pasillos, es gente que lo pasa realmente mal. El doctor Ramón ha tratado gente para este hecho puntual, como también para reuniones de empresa en Estados Unidos o determinados sitios de Europa en los que no se fuma. Con parches y chicles eso se puede conseguir.


Tabaquismo - Fumador compulsivo

Cuanto más pronto enciende el cigarrillo el fumador más adicto es. Es un índice que indica el grado de dependencia de esa persona. Si se controla el componente físico es relativamente fácil controlar el no saber que hacer con las manos.

La ley ayuda al principio, pero se ha legislado mal y tarde. No se puede pasar al dueño de un local la responsabilidad de si se puede o no fumar. En todo lugar público donde es obligada la convivencia entre fumadores y no fumadores, se debería preservar el derecho del no fumador de estar en un ambiente libre de humo.

El que quiere dejar de fumar cada vez tiene más herramientas farmacológicas que permiten individualizar mucho el tratamiento del fumador.

El Doctor Josep María Ramón, Responsable de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge de Barcelona contesta a las siguientes preguntas en el audio que encontrarán a en la fuente de este artículo:

¿Se pueden hacer muchas cosas si estamos frente a un fumador compulsivo?

Por su experiencia, ¿Hasta cuando puede llegar a fumar una persona al día? ¿Qué casos ha visto?

¿Hay fumadores que se despiertan incluso por la noche con ganas de fumar?

¿Estas personas como se lo hacen si realizan un vuelo intercontinental que duran más de 8 horas? ¿Pueden?

Hay quien fuma mucho y su actitud es la de ir dejándolo de forma paulatina, no de golpe...¿Es correcto?

Si la persona viene de la mano de la pareja, del familiar o del amigo porque dicen tener poca voluntad...¿El tratamiento estará abocado al fracaso?

¿Lo importante de inicio es “cortar” el síndrome de abstinencia matutino?

¿Los chicles de nicotina pueden ayudar a abandonar el hábito a estos fumadores compulsivos?


Fuente: www.vivirmejor.es